lunes, 1 de diciembre de 2014

Construyendo palabras...

Ya estamos aquí una semana más, esta vez  para volver a hablaros de lectura.
Nos iniciamos en este tema con la entrada Leémos!!! y ahora queremos contaros los siguientes pasos a seguir.

Una vez que nuestr@ chic@ haya adquirido más o menos unas 20 palabras en lectura global, empezaremos a realizar otra actividad para conseguir adquirir la lectura por vía silábica, a la vez que seguimos ampliando su repertorio de  palabras por vía global.

Hoy vamos a centrarnos en cómo abordar la construcción de palabras por sílabas. Ésta, consiste en componer por sílabas las palabras que nuestr@ chic@ ha adquirido previamente en lectura global. Los objetivos a desarrollar a través de esta actividad son: construir palabras por sílabas, reconocer las sílabas y denominarlas.

Esta actividad podemos realizarla en varios soportes: cuaderno, en un panel, pizarra digital, ipadpero es muy importante que siempre aparezcan claves visuales para darle pistas a el/la chic@.

Construcción en panel 
Construcción en libreta
Construcción en pizarra digital interactiva

A parte del apoyo de las claves visuales, en esta tarea es importante usar el aprendizaje sin error, estaremos pendientes de si el/la chic@ se va a equivocar para anticiparnos y darle la ayuda necesaria para hacerlo correctamente.

Para iniciarnos en la construcción de palabras, elegiremos, de entre el repertorio de palabras adquiridas por vía global, palabras bisílabas con sílabas directas y sin trabadas ni inversas y lo ideal sería que las sílabas de la palabra fueran bien diferenciables entre sí, por ejemplo: pa-to, co-me, ga-to, me-sa

Presentaremos los dibujos de dos palabras, trataremos de usar palabras que se diferencien entre sí y que no repitan sílabas, por ejemplo: pato-come o moto-pisa, y lo primero que hará el/la chic@ es emparejar cada imagen con su palabra escrita (lectura global). Creando así el referente (la grafía de la palabra global) que después usaremos de apoyo al construir la palabra. 

Después volveremos a presentar las dos palabras escritas y haremos que el chic@ las corte (de una en una), dividiéndolas en sílabas, haciendo así que vivencie claramente la  descomposición de la palabra y facilitar la comprensión de la tarea, para luego volver a construirla, de sílaba en sílaba, apoyándonos en el referente que previamente habíamos puesto.  


El corte de la palabra podemos hacerlo varios días o sólo uno, dependiendo de sí creemos que el/la chic@ lo entiende.

Para ayudar a realizar la composición de la palabra taparemos la segunda sílaba de la palabra de referente para dejar a la vista la primera sílaba que el/la chic@ tiene que coger de entre las opciones,  al principio le nombraremos la sílaba que tiene que localizar, pero esto, que es un apoyo, lo iremos retirando progresivamente, lo mismo haremos con la segunda sílaba. El objetivo de esto es que el/la chic@ además de reconocer la sílaba en cuestión también la termine denominando. De la misma manera, el apoyo de señalarle la sílaba de la palabra de referencia, lo suprimiremos. 


Poco a poco iremos complicando la actividad, poniendo más palabras, subiendo de dos, a cuatro y más adelante a seis y aumentando las opciones de sílabas que le presentamos de entre las que tiene que elegir la correcta (aprendizaje sin error). 

Una vez que nuestr@ chic@ realice la actividad, reconociendo las sílabas y nombrándolas, sin ayuda con las seis palabras y habiéndole presentado todas las opciones de sílabas, es un buen momento para retirar la palabra de referente. Esto es una idea de cuando retirar este apoyo aunque todo depende del chic@ con el que estemos trabajando, unas veces podremos hacerlo antes y otras después.



Cuando el/la chic@ sea capaz de hacer la composición de todas las palabras bisílabas y trisílabas con sílabas directas sin la palabra de apoyo, empezaríamos a hacerlo con las palabras que tengan sílabas inversas (alto), trabadas (plátano) y/o mixtas (pinta).  



Este es solo uno de los pasos para continuar con el aprendizaje de la lectura, pero quizás es el primero por el que podemos empezar, una idea es que estemos unos días solamente realizando lectura global y construcción de palabras por sílabas y una vez que la construcción sea entendida por el/la chic@ (por ejemplo cuando retiremos la palabra de apoyo) podríamos empezar a realizar la lectura global de frases y el reconocimiento de sílabas aisladas. Esto es una propuesta porque como ya mencionamos antes, todo dependerá de las características del chic@ con el que lo trabajemos.

 Nosotros, al tener dos sesiones en semana, este proceso lo hacemos siguiendo un orden concreto, el día que trabajamos lectura global de palabras, también realizamos la actividad de construcción de palabras por sílabas y el día que hacemos lectura global de frases, además trabajamos el reconocimiento de sílabas aisladas. Pero, por supuesto, esto se puede adaptar a las horas o días de trabajo que tengamos con nuestr@ chic@, intentando siempre realizarlas de forma alterna.

Más adelante trabajaríamos la lectura comprensiva, empezando por asociar frases cortas con imágenes, para seguir con consignas en cuaderno y comprensión de textos.


Hasta aquí otro pasito más para conseguir el aprendizaje de la lectura, muy pronto seguiremos para contaros todo sobre la lectura global de frases y el reconocimiento de sílabas aisladas. ¡Animaos a leer!

2 comentarios:

  1. Hola! ¿Cómo hacer la lectura global de frases?

    ResponderEliminar
  2. En próximas entradas continuaremos con el proceso de lectura global. Intentaremos hacerlo lo más prontro posible. Un saludo

    ResponderEliminar