lunes, 9 de febrero de 2015

Pronunciamos bien!!!

Ya estamos por aquí una semana más, esta vez para contaros como trabajamos con nuestros chic@s cuando presentan dificultades para articular. Nos planteamos intervenir en  este ámbito de forma secundaria, cuado aspectos funcionales del lenguaje (pedir, compartir…) están claramente logrados, abordaríamos las dificultades de articulación cuando estas interfieren para poder comprender al chic@.

Estas dificultades en la articulación se conocen como “dislalias” “término que etimológicamente significa hablar mal o hablar con dificultad. La dislalia es una alteración en la articulación de uno o varios fonemas, bien por ausencia o alteración de algunos sonidos concretos o bien por la sustitución de unos sonidos por otros de forma improcedente. El defecto articulatorio no es consecuencia de una lesión orgánica en el aparato fonoarticulador” Diccionario de Audición y Lenguaje. Grupo GIAL, Universidad de Extremadura.

Hay que tener en cuenta que hasta los 6 años más o menos, pueden aparecer dislalias que irán desapareciendo por sí solas con el tiempo (dislalias evolutivas), tanto en fonemas vocálicos como consonánticos, por lo que deberemos empezar a trabajar las vocales, antes que las sílabas.

Cuando observamos en algunos de nuestros chic@s esa dificultad en la articulación de algún fonema, utilizamos una prueba para detectarla. Nosotr@s normalmente utilizamos la parte del ELCE  dedicada a la exploración fonética y fonológica, pero hay muchísimas para elegir, podéis utilizar la que queráis… 



Una vez que sabemos cuales son los fonemas con los que el chic@ tiene dificultad, trabajamos de la siguiente manera.

Aprovechamos los momentos iniciales de la sesión, una vez que nos hemos saludado con el chic@ y hemos realizado un poco de juego interactivo, para trabajar los fonemas de forma aislada, esto nos llevará un tiempo hasta que la emisión por parte del  chic@ sea la correcta.  
Comenzamos primero nosotros para ofrecerle al chic@ el modelo correcto, pronunciando la sílaba a la vez que nos apoyamos en el visualizador fonético (un signo con el que acompañamos el sonido y que será un complemento para recordar el patrón articulatorio y que más adelante nos servirá de apoyo en patrones de articulación más difícil) y esperamos a que ahora sea el chico el que repita, así sucesivamente con las cinco sílabas. 

Visualizador fonético
 fonema /t/
 Paso 1
Visualizador fonético
fonema /t/
 Paso 2















Una vez que el chic@ emita de forma correcta el fonema que estábamos trabajando de forma aislada, pasamos a trabajarlo ahora integrándolo en palabras, para comenzar es importante que las palabras sean bisílabas, con sílabas directas y que el fonema esté en posición inicial.

Así formamos lo que nosotros llamamos CARPETA FONOLÓGICA, colocando primero una imagen del visualizador y debajo la sílaba escrita, después ponemos una imagen que contiene la sílaba que estamos trabajando y debajo la palabra escrita. Como veréis esto puede adoptar múltiples formatos, en función del chico, de su capacidad atencional etc...


Después comenzamos a trabajar con la carpeta, ahora el chic@ tiene que pronunciar la sílaba por repetición y posteriormente la palabra. Iremos completando la carpeta con aquellos fonemas que el chic@ muestre dificultad.

Poco a poco iremos complejizando la actividad, trabajando las diferentes posiciones del fonema  e incluso integrando los fonemas en pequeñas frases. 



Es muy importante y hay que tener en cuenta que el visualizador fonético les sirve como una muleta en la pronunciación correcta del fonema, pero lo que perseguimos es sólo eso que le sirva como un apoyo transitorio.

A veces, mientras trabajamos otro tipo de actividades, como puede ser la lectura global, léxico… es un buen momento para insistir en una buena articulación insistiendo en el visualizador. Por ejemplo si la palabra que va a emparejar con la imagen es pato y el chic@ dice “tato” nosotros enseguida apoyaremos la sílaba /pa/, con el visualizador fonético. No perdamos de vista que el objetivo primordial en este caso es la lectura y que esto se plantearía cuando la otra actividad este dominada.

Aprovechando las nuevas tecnologías, os sugerimos una de entre tantas aplicaciones que existen para trabajar articulación, "Vast autismo"para iOS.











Hasta aquí nuestras sugerencias para trabajar con nuestros chic@s cuando no emiten de forma correcta algún o algunos fonemas del código, os animamos a ponerlas en práctica y a que nos contéis los resultados. Feliz semana!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario