lunes, 13 de abril de 2015

SI ADEMÁS LO VEO, MEJOR!


Hola a todos esta semana os vamos a hablar de nuevo sobre un recurso de gran utilidad en la intervención con personas con TEA y otras dificultades en la comunicación y conducta

Los niños con TEA y con dificultades en el ámbito de la comunicación, en muchas ocasiones son aprendices visuales”… esto quiere decir que su vía preferente de entrada de la información es el canal visual, les resulta más significativo y más fácilmente codificable y este tipo de materiales, además, tiene otras ventajas significativas:
-              su permanencia, permitiendo ser procesado durante más tiempo
-              puede manipularse (coger, darle la vuelta, guardar, acercar, trasladar )
-              la información entra por diferentes canales sensoriales (visual y auditivo)
Con frecuencia será beneficioso para procesos de aprendizaje en diferentes ámbitos (cognitivo, comunicativo, lingüístico y social)

Así que entendemos que UN APOYO VISUAL es cualquier elemento que utilicemos, que tenga las siguientes funciones:
               -              clarificar el lenguaje oral
               -              ser una alternativa o un apoyo a la aparición o desarrollo del lenguaje                         oral
Existen diferentes tipos de apoyos visuales y muchos de ellos los utilizamos de manera espontánea cuando nos relacionamos con niños pequeños, más aún, debemos hacerlo si tienen dificultades para entendernos y/o hacerse entender:
-     Los objetos reales o miniaturas, por ejemplo, mostrarle a un niño un peine antes de hacer la actividad de peinar, al tiempo que le decimos nos vamos a peinar”… es una forma de usar este tipo de apoyos visuales



-     Las fotografías, donde es especialmente importante eliminar cualquier distractor visual



-     Los pictogramas, que son dibujos esquemáticos, pueden ser en color o en blanco y negro


- La palabra escrita, en el caso de que los niños tengan habilidades de lectura o reconocimiento global de palabras

                                                            PATATA


- Asimismo, también son apoyos visuales, la distribución del mobiliario o cómo nos disponemos corporalmente para la realización de una actividad (de frente, en ángulo recto, con mesa por medio o en el lateral ) y también los signos, son apoyos visuales




Consideramos importante hacer la aclaración de que podemos utilizar o combinar diferentes apoyos visuales (fotos, pictos, objetos reales) no es necesario moverse en un único nivel de abstracción o simbolización. Eso sí, conviene tener cierta certeza de que el niño comprende (es capaz de interpretar) el apoyo que estamos utilizando. Asimismo, asociar determinados apoyos (por ejemplo, asociar al objeto real la foto) puede ayudar a que el niño vaya siendo progresivamente capaz de interpretar estímulos de mayor complejidad.

Los apoyos visuales pueden tener MULTIPLES utilidades y funciones, no obstante, inicialmente, los utilizamos con dos objetivos fundamentales:

-              COMUNICAR (este uso ya lo hemos explicado en otras entradas A PEDIR...)
               -              para pedir lo que quiere o necesita
               -              para hablar sobre las cosas
               -              para permitirle hacer elecciones (y a veces, también ampliar sus gustos..)

-              ANTICIPAR
               A través del uso de AGENDAS VISUALES, les posibilitamos una información que les permite a los niños con dificultades:
               -              comprender lo que va a pasar y anticiparlo
               -              regular su conducta y su estado emocional
              -        cuando ya está incorporada, apoyarnos en ella para hablar sobre lo que he hecho (contarlo, señalar qué me ha gustando más o menos, qué ha sido lo importante, etc.)



               Las agendas, como ya os contamos en una entrada previa (AHORA TOCA...), pueden incluir una o varias actividades (se recomienda como máximo 7) y es importante, que podamos manipularlas para marcar el paso del tiempo (moverla o modificarla de alguna forma, por ejemplo, tachando lo que hemos hecho o poniendo un tic). 



En ocasiones, los profesionales o las familias con la mejor de nuestras intenciones elaboramos agendas que permanecen estables todo el tiempo, y la agenda ha de ser un instrumento que se ha de elaborar en presencia del niño o niños que vayan a usarla y que ha de modificarse (retirando, dándole la vuelta, tachando, etc.) según vaya transcurriendo el tiempo ha de tener vida”…

Una vez que los chicos se acostumbran a su uso, puede ser un instrumento genial para favorecer que ellos comprendan los cambios o imprevistos dentro de la rutina previamente establecida (por ejemplo, que algo no puede hacerse por falta de tiempo), o para motivarse a la realización de diferentes actividades (ya que podemos anticiparle que primero vamos a hacer algo que le gusta menos y después algo que les resulta más atractivo, consiguiendo así una mayor implicación en la primera actividad)

Además, una vez que el niño ha manejado en su rutina diaria las secuencias visuales para anticipar lo cotidiano, podemos aprovechar este recurso para infinidad de situaciones, os ponemos aquí algunas de ellas:
-              explicar lo que va a pasar en situaciones especiales, como ir de excursión, acudir al peluquero o visitar al médico



-              marcarle qué esperamos que haga en determinados momentos (por ejemplo, que se mantenga sentado en la sala de espera del dentista o que esté en silencio -en el aula-, que llame a la puerta antes de entrar )
 



-              mejorar su autonomía en la realización de algunas tareas (por ejemplo, que se quite y cuelgue el abrigo, que saque el cuaderno de la mochila y nos lo entregue o que recoja los juguetes siguiendo un determinado orden -cajón de coches, cajón de animales, cajón de construcciones)


De este modo, lograremos disminuir algunos problemas del comportamiento a través de una mayor comprensión de lo que va a suceder así como de lo que esperamos que haga.

Ahora bien, nos parece FUNDAMENTAL a la hora de INTRODUCIR los apoyos visuales que seamos capaces de concretar lo siguiente:
               -              Qué necesidad voy a cubrir con el apoyo visual es decir, qué es lo que a mi hij@ le cuesta entender o comunicar y yo voy a intentar apoyar En este sentido, os recomendamos centraros en un sólo aspecto u objetivo especialmente al principio
               -              En qué va a consistir ese apoyo, qué soporte vais a utilizar y por qué ese soporte y no otro
               -              Cómo lo vais a usar, concretando el procedimiento todo lo que podáis es decir, dónde va a estar el apoyo, en qué situaciones lo vais a mostrar, qué le vais a decir, donde lo vais a poner después y qué vais a hacer con él.

Finalmente, para terminar, algunas recomendaciones de tipo PRÁCTICO
-              No ser demasiado ambiciosos inicialmente con vuestros objetivos, mejor pocos y ajustados
-              Ser muy consistentes, al inicio, hasta que el niño se familiarice, puede parecer que no sirven, que no tienen la utilidad que buscáis si tras un tiempo siguen sin funcionar, reflexionar sobre qué podéis modificar antes de desestimar este instrumento
-              No es necesario que llenéis todas vuestras casas, aulas o gabinetes de apoyos visuales sólo tienen que existir ALLÍ donde hacen falta
-              Utilizar un formato ajustado a la situación y plastificarlos para aumentar su resistencia


Esperamos que esta información os haya sido útil recordar que podéis consultar a vuestros profesionales de referencia o a nosotros si tenéis cualquier duda sobre este tema Es un recurso tremendamente útil si se utiliza de forma adecuada así que no tengáis miedo y lanzados a probar!!!!!!
Hasta la próxima semana

Equipo de TRASTEANDO

1 comentario:

  1. Muchas gracias por los apuntes de la segunda reunión!!!!

    ResponderEliminar