lunes, 25 de mayo de 2015

Vamos a ver una historia!!!

Hola a tod@s, ya estamos por aquí una vez más como viene siendo habitual, esta semana vamos a dedicar nuestra entrada a hablar de qué son las historias sociales, de cómo podemos elaborarlas y utilizarlas con nuestros chic@s.

Como ya os comentábamos en la entrada si además lo veo...mejor!!!, nuestros chic@s perciben mejor la información que se les transmite por el canal visual, es por eso que estas pequeñas historietas o viñetas que llamamos "historias sociales" les permiten comprender de forma eficaz determinadas situaciones.

El  término historia social, proviene de una idea elaborada y desarrollada por Carol Gray (www.thegraycenter.com) a partir de la cual nosotros hacemos un uso más amplio.

Una historia social no es más que una historia visual que parte de algún acontecimiento significativo en la vida del niñ@. Son totalmente personalizadas y podemos elaborarlas en el mismo momento en el que se produce la dificultad. Tendremos en cuenta una serie de aspectos tales como, la edad del chic@ a la que va dirigida,  la capacidad de comprensión, su nivel de lenguaje, su conocimiento de las emociones, su capacidad mentalista
Podemos poner en marcha estas historias para:

-   Prevenir posibles alteraciones de conductas, ayudándolos a ser más flexibles. En este tipo de situaciones lo que pretenderemos  a través de la historia social es anticiparle que es lo que va a suceder , cuál nos gustaría que fuera su reacción  y qué esperamos que haga.

Noelia asiste en el fin de semana a unas actividades de ocio.
Se intenta prevenir que no se enfade en el transcurso de las mismas.


-  Explicar una situación que ya ha sucedido, en la  que el chic@ no ha reaccionado de forma ajustada, y buscar posibles alternativas  de respuesta más adecuadas

A Jaime no le han pasado la pelota durante el juego,
y ha reaccionado de forma inadecuada (llorando y gritando).
Explicamos la situación y buscamos las alternativas más adecuadas

 ( hablar con los compañeros y/o hablar con la profe).


-   Comprensión de guiones sociales y rutinas adaptativas. Con ello nos referimos a respetar las normas que rigen determinadas situaciones sociales o comprender que comportamiento se espera. (Por ejemplo, dónde tengo que estacionar la bici o  qué tengo que hacer cuando quiero coger un libro de la biblioteca.) 

Antonio quiere poner la bici encima del sillón y se le explica el lugar adecuado para hacerlo.

Guión social para coger libros en la biblioteca.

De esta manera podemos abordar una vez más el tema de las emociones, del que os hablábamos recientemente en una de nuestras entradas, con el uso de estas historias estaremos favoreciendo la anticipación  y la comprensión de sus propias emociones y las de los demás, así como darse cuenta de elementos no visibles, como las intenciones y las creencias erróneas ante determinadas situaciones que no les resultan fáciles de comprender.

Es muy importante que tengamos presente, una vez más y como ya os hemos comentado en reiteradas ocasiones, que la historia social que vamos a realizar no tiene que ser bonita, si no que tiene que ser funcional, es decir que produzca en el chic@ el efecto que nosotros esperamos, que no es otro que la comprensión de una determinada situación. Este material, durante el proceso de elaboración con el chico presente, puede sufrir muchas aportaciones, variando el contenido del mismo, a medida que vamos avanzando en el tema a tratar.
Una vez tengamos elaborado el material, podemos hacer una copia para el chic@ y así podrá repasarlo tantas veces como le sea necesario (casa, cole).


Hasta aquí nuestra entrada de esta semana, esperamos que sea de vuestro agrado y como siempre quedamos a la espera de que nos aportéis alguna idea que seguro que tenéis muchas!!! Feliz semana!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario