jueves, 10 de julio de 2014

Coge la pelota roja que está debajo de la silla...

Como ya anunciamos  la semana pasada, hoy dedicamos nuestra entrada semanal a la generalización de conceptos (cuando usamos lo que hemos aprendido en otros contextos, con otros materiales, otras personas...)

Podemos trabajar la generalización de conceptos, a través de: 

ESTRUCTURAS DE DOS ELEMENTOS, para ello elaboramos plantillas, dónde aparecen uno o varios objetos y el concepto que hemos trabajado previamente. Podéis recordar estos materiales echándole un vistazo a la entrada de  Dime una frase.
De esta manera utilizamos el concepto que hemos aprendido en otro tipo de actividades.



Otra manera de generalizar conceptos, es a través de...

CONSIGNAS EN EL CUADERNO
Previo a esta actividad, sería conveniente asegurarnos de que el chic@s es capaz de ejecutar determinadas actividades en el cuaderno cuando le damos una instrucción: tacha, pinta, rodea... A veces es necesario trabajarlas de forma específica e independiente.

En esta actividad, la idea sería utilizar el concepto que hemos aprendido para ejecutar una consigna sobre un soporte diferente (papel o Pizarra Digital Interactiva). 




Con algunos chic@s que puedan tener dificultades en la realización de esta actividad, puede ser adecuado introducirlos de forma progresiva siguiendo una serie de pasos: Primero el chic@ tiene que reconocer un 
objeto por ejemplo: “tacha botella”, después el chic@ tiene que reconocer un concepto trabajado previamente por ejemplo: “tacha vacío” y por último ofrecemos una secuencia en la que se contemplan los diferentes objetos con las diferentes alternativas del concepto. 




ACTIVIDADES MANIPULATIVAS 

También podemos abordar la generalización de conceptos, a través de diferentes actividades manipulativas, como por ejemplo cuando hacemos un collar para ensartar piezas , éstas podrán ser de diferentes formas geométricas y colores, así trabajamos la generalización de los conceptos forma y color.




No podemos olvidar que el aula también es un espacio que nos aporta diferentes posibilidades para la generalización de los conceptos. Podemos colocar una pelota encima de la mesa, un coche debajo de la silla, una muñeca dentro de una caja… y así podemos ir jugando a poner o coger diferentes objetos para que el chic@ utilice el concepto tanto a nivel expresivo como comprensivo.




Por último también podemos  aprovechar las situaciones naturales que nos surjan en el día a día (aprendizaje incidental).

Hasta aquí nuestra entrada de generalización de conceptos, esperamos que os sea de gran utilidad!!! 

Hasta la próxima semana…

2 comentarios:

  1. Tengo una duda: ¿Es cierto que los niños con Síndrome de Asperger son incapaces de generalizar lo aprendido? Es decir que si (por ejemplo) se les enseña el concepto de "mesa" utilizando una mesa de madera, luego no reconocerán como tal a otro objeto que aunque sirva para lo mismo sea ligeramente diferente? (una mesa de vidrio, más rectangular, etc)

    ResponderEliminar
  2. Hola! Nosotros no consideramos que el tener una etiqueta diagnóstica determine un estilo de aprendizaje concreto, esto es algo individual. Es cierto que las personas con TEA pueden tener dificultades de generalización pero no conocemos ningun caso con ese nivel de dificultad. Es muy importante tener en cuenta este aspecto en el proceso de aprendizaje, incluyendo siempre tareas que nos aseguren que lo aprendido se generalice a diferentes contextos y con diferentes personas.

    Un saludo

    El Equipo de TrasTEAndo con el TEA

    ResponderEliminar